II. Los supremos intereses de la Nación

 

 

S E C R E T O

El 2 de abril de 1982 la Nación y el mundo se enteraron sorpresivamente que las Fuerzas Armadas Argentinas habían desembarcado en las Islas Malvinas y que nuestro Pabellón se izaba en ellas, reafirmando nuestros derechos soberanos después de 150 años de usurpación por parte de Gran Bretaña.

Esta fecha quedará grabada en la historia: LAS MALVINAS, QUE SON PARTE DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, VOLVÍAN A SU PATRIMONIO, aunque breve tiempo después, nuestro pabellón tuvo que ser arriado, superado el esfuerzo por el enemigo.

Para resultar victoriosos en una confrontación internacional, no sólo vale tener derechos, sino que también hacen falta poder, buena conducción, organización y fuerzas bien adiestradas, equipadas y aprovisionadas. La fuerza, empleada equivocada e inoportunamente, no es el medio idóneo para hacer valer los derechos frente al adversario y ante toda la comunidad internacional.

Es absolutamente necesario aclarar en forma completa y veraz lo sucedido. Así lo exigen la soberanía nacional agraviada, la dignidad de la República Argentina y el honor de sus Fuerzas Armadas.

Esta Comisión decidió, en consecuencia, actuar con profundidad y firmeza, evitando lo superficial y los detalles intrascendentes que pudieran apartarla de los grandes interrogantes.

Ello obliga a considerar si realmente los altos mandos de la Nación tomaron las decisiones adecuadas, si actuaron como los conductores necesarios para un pueblo adulto en grave y crítica situación y si tuvieron la sensatez requerida para elegir los caminos idóneos a fin de alcanzar el objetivo final perseguido: LAS MALVINAS ARGENTINAS.

Si ellos no apreciaron correctamente las posibilidades del país, ni previeron las consecuencias ulteriores, de muy poco han servido el entusiasmo nacional, el sacrificio de los hombres que yacen en las Islas y en el fondo del mar, y el coraje de los que supieron empuñar honrosamente sus armas en tierra, mar o aire.

La justicia deberá aplicarse con el rigor que corresponda a quien hubiese procedido con negligencia o impericia, tanto en lo político cuanto en lo militar, más aún cuando esto hubiese ocurrido en ejercicio de las altas responsabilidades de gobierno. Es obligación irrenunciable de esta Comisión contribuir a la reparación y la satisfacción a la República por los graves perjuicios causados a las vidas humanas y al patrimonio de la Nación, y por la honda frustración ocasionada al espíritu patrio y a la unidad de los argentinos, mediante la determinación de quienes pudiesen resultar responsables de no haber cumplido los deberes correspondientes a sus investiduras

Compartir

NOTICIAS

Los británicos avanzan con el desminado de las Islas Malvinas

Son minas plantadas por los militares argentinos en 1982. Los trabajos ya llevan ocho años.
La casa del gobernador británico trucho de las Malvinas, Nigel Phillips, informó esta semana que Goose Green se había convertido en el primer asentamiento del campo de las Malvinas en ser declarado libre de las minas que fueron plantadas por los militares argentinos en la guerra de 1982, y que comenzaron a ser removidas hace unos ocho años.
Bajo la tierra de Malvinas, mayormente turba, los militares argentinos plantaron cientos de miles de minas y otros explosivos cuyo número nunca fue oficializado.

>> VER MAS

Kelpers ofendidos con National Geographic por rectificar una publicación en la que se refirieron a Malvinas como Falklands

Enojo en el gobierno y la población de las Islas Malvinas por la decisión de National Geographic Foundation de disculparse y acceder a un pedido de la gobernadora de Tierra del Fuego para referirse en unos trabajos y fotos realizados en las Islas Falkland, como “Islas Malvinas”.
En efecto un representante de National Geographi Foundation, Enric Sala, que se presenta como “Explorer in Residence, Pristine Seas” de dicha organización, respondió a la vuelta de carta a la gobernadora Rosana Bertone, disculpándose y afirmando que ha comunicado a quienes administran la red social de National Geographic para que rectifiquen la designación de las Islas a Malvinas, “de forma que resulte respetuosa de la posición claramente definida por el gobierno argentino”.

>> VER MAS

Inéditos avances en relación Argentina-Gran Bretaña en el Atlántico Sur

Uno de los acuerdos humanitarios más importantes desde el final de la guerra de las Malvinas cerca de concretarse.
La tragedia del ARA San Juan, en cuya búsqueda colaboró activamente Gran Bretaña a partir de la flota que tiene en las disputadas Islas Malvinas, pudo haber sido decisiva para las buenas relaciones entre la Argentina y el Reino Unido. Esa tragedia, informó el diario Clarín, fue la que “permitió acelerar algunos de los pasos conjuntos que se vienen dando en el Atlántico Sur”.

>> VER MAS