II. Los supremos intereses de la Nación

 

 

S E C R E T O

El 2 de abril de 1982 la Nación y el mundo se enteraron sorpresivamente que las Fuerzas Armadas Argentinas habían desembarcado en las Islas Malvinas y que nuestro Pabellón se izaba en ellas, reafirmando nuestros derechos soberanos después de 150 años de usurpación por parte de Gran Bretaña.

Esta fecha quedará grabada en la historia: LAS MALVINAS, QUE SON PARTE DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, VOLVÍAN A SU PATRIMONIO, aunque breve tiempo después, nuestro pabellón tuvo que ser arriado, superado el esfuerzo por el enemigo.

Para resultar victoriosos en una confrontación internacional, no sólo vale tener derechos, sino que también hacen falta poder, buena conducción, organización y fuerzas bien adiestradas, equipadas y aprovisionadas. La fuerza, empleada equivocada e inoportunamente, no es el medio idóneo para hacer valer los derechos frente al adversario y ante toda la comunidad internacional.

Es absolutamente necesario aclarar en forma completa y veraz lo sucedido. Así lo exigen la soberanía nacional agraviada, la dignidad de la República Argentina y el honor de sus Fuerzas Armadas.

Esta Comisión decidió, en consecuencia, actuar con profundidad y firmeza, evitando lo superficial y los detalles intrascendentes que pudieran apartarla de los grandes interrogantes.

Ello obliga a considerar si realmente los altos mandos de la Nación tomaron las decisiones adecuadas, si actuaron como los conductores necesarios para un pueblo adulto en grave y crítica situación y si tuvieron la sensatez requerida para elegir los caminos idóneos a fin de alcanzar el objetivo final perseguido: LAS MALVINAS ARGENTINAS.

Si ellos no apreciaron correctamente las posibilidades del país, ni previeron las consecuencias ulteriores, de muy poco han servido el entusiasmo nacional, el sacrificio de los hombres que yacen en las Islas y en el fondo del mar, y el coraje de los que supieron empuñar honrosamente sus armas en tierra, mar o aire.

La justicia deberá aplicarse con el rigor que corresponda a quien hubiese procedido con negligencia o impericia, tanto en lo político cuanto en lo militar, más aún cuando esto hubiese ocurrido en ejercicio de las altas responsabilidades de gobierno. Es obligación irrenunciable de esta Comisión contribuir a la reparación y la satisfacción a la República por los graves perjuicios causados a las vidas humanas y al patrimonio de la Nación, y por la honda frustración ocasionada al espíritu patrio y a la unidad de los argentinos, mediante la determinación de quienes pudiesen resultar responsables de no haber cumplido los deberes correspondientes a sus investiduras

Compartir

NOTICIAS

Histórico: Un avión militar británico voló desde Malvinas a Ezeiza, y en Defensa ya coordinan un diálogo bilateral

Es un RAF Voyager que trajo 25 tripulantes del barco HMS Protector que ayudó en la búsqueda del submarino argentino.
La tragedia del submarino ARA San Juan generó tal acercamiento entre Argentina, que ambos gobiernos ya preparan encuentros de alto nivel entre los ministerios de Defensa para una posible cooperación en el Atlántico Sur, que comenzó discretamente por el capítulo de salvataje y rescate, según supo Clarín de altas fuentes castrenses.
Las mismas podrían comenzar entre febrero y marzo. Por cierto el ministro Oscar Aguad estaba por reunirse en Canadá con su nuevo par británico cuando los sorprendió la desaparición del San Juan. Dicha reunión pretendía avanzar sobre la cuestión de misiones de paz en el marco de las Naciones Unidas.

>> VER MAS

"Son el último eslabón de soberanía que queda en Malvinas"

María Fernanda Araujo, hermana de un combatiente en las islas, expresó a Cadena 3 que “no se puede explicar con palabras” la sensación de identificar a un familiar.
María Fernanda Araujo, hermana de un combatiente de Malvinas y presidente de la Comisión de familiares de caídos en Malvinas, reconoció en diálogo con Cadena 3 que “no se puede explicar con palabras” la sensación de identificar a un familiar, "es extraordinario".
"Los caídos son el último eslabón de soberanía que queda en Malvinas”, enfatizó.

>> VER MAS

Héroes con nombre y apellido: siete familias fueron informadas de que sus seres queridos descansan en paz en Malvinas

Hoy se inició el proceso de comunicación de la identidad de 88 soldados argentinos que se encontraban enterrados sin nombre en las fosas del cementerio de Darwin.
No hubo sonrisas. En ningún momento se respiró alegría. El ambiente expulsaba aromas de desahogo, de emoción contenida, de ponerle fin a una búsqueda incesante de décadas. Algunos tenían la espalda curva, muchos de ellos necesitaban la ayuda de un familiar para poder moverse, pero ahí estaban, firmes, en el calor agobiante del patio frontal del Archivo Nacional de la Memoria. Tan firmes como lo fueron durante los últimos 35 años. Tan firmes como estuvieron desde 1982, buscando una respuesta que no llegaba, mientras veían a otros familiares morir de tristeza.

>> VER MAS