• Destructores Type 42 británicos en el Conflicto del Atlántico Sur (1982) 3/7


    Sistemas de Armas. El principal sistema de armas proyectado para el Type 42 fue el GWS30 Sea Dart, cuyo desarrollo comenzó como CF299, de la mano de Hawker Siddeley, en 1963...

Publicado el 21 Febrero 2022  por


Sistemas de Armas 

El principal sistema de armas proyectado para el Type 42 fue el GWS30 Sea Dart, cuyo desarrollo comenzó como CF299, de la mano de Hawker Siddeley, en 1963. Diseñado para ser tanto más compacto como de mayor alcance que el Sea Slug (por sobre 40 millas) y como reemplazo para el mismo, así como para el sistema Sea Cat en buques equipados con este, Sea Dart fue desarrollado como un misil de dos etapas con un propulsor inicial (booster) de combustible sólido y un estatorreactor. El método de guiado es semi-activo, mediante dos radares Type 909 empleados para iluminar el objetivo, con el misil guiándose sobre su reflejo (empleando para ello un conjunto de antenas receptoras ubicadas en el cono de ingreso y cuatro alrededor de la toma de aire). Pruebas en el campo de tiro de Woomera (Australia) fueron cuidadosamente planeadas y comenzaron en 1965, pero debieron surgir y resolverse numerosos problemas técnicos antes de completarse en 1968. Pruebas de aceptación también se vieron retrasadas por problemas, uno de ellos un incendio de consideración a bordo del HMS Bristol justo después de su entrada al servicio en 1973. Para marzo de 1974 el sistema se encontraba operacional, pero pruebas en Woomera en 1975-6 continuaron a fin de mejorar la confiabilidad y desempeño contra blancos volando a baja cota. 


El primer buque de la clase equipada con el sistema Sea Dart, HMS Sheffield, fue comisionado en 1975. La dotación de misiles era de tan solo 22 rondas comparadas con las 40 llevadas por el Bristol. Sea Dart también se proyectó para ser instalado en los nuevos cruceros con instalación frontal. La decisión de transformar estos navíos en ‘proto-portaaviones’ con cubiertas ‘corridas’ no desplazó al sistema y finalmente los tres buques de la clase ‘Invincible’ (HMS Invincible, HMS Illustrious y HMS Ark Royal) construidos fueron completados con el sistema montado en la proa, sobre la banda de estribor. 


Fig.8 – Misil GWS30 cargado en el lanzador Mk30 del destructor HMS 'Cardiff', luego del conflicto del Atlántico Sur 



El destructor Type 42 monta un lanzador doble orientable Mk30 en la sección de proa, justo detrás de la pieza de 114mm, que permite alojar simultáneamente dos de estos misiles. Esta operación consume valioso tiempo en combate, pues los giroscopios e impulsores del misil Sea Dart requieren de 20 segundos para alinearse y prepararse para la secuencia de disparo desde que el misil es izado verticalmente desde la santabárbara y colocado en el rail de tiro. El misil es capaz de batir objetivos a una distancia de hasta 55.5km entre 30 y 18,300 metros de altitud, desplazándose a una velocidad de Mach 2.5 (2,655 km/h), empleando para ello una cabeza de guerra de 23 kilogramos de alto explosivo con una espoleta de proximidad o contacto. 

Acertada decisión fue la de dotar desde el inicio a los Type 42 de una pieza de artillería para bombardeo de costa, armamento que le fue negado a otro buque de diseño contemporáneo, la fragata Type 22, sumamente especializada en ASW y como segunda función, ASuW (Anti-Surface Warfare, con una instalación poco prolija de contenedores de MM38 en la proa), cuestión que posteriormente tendría implicancias en el conflicto del Atlántico Sur (donde la necesidad de contar con capacidad ASW fue mínima y ASuW, irrelevante… pero donde sí se necesitó de apoyo naval a las fuerzas de tierra – nuevamente muestra de la poca preparación y flexibilidad de la Royal Navy de la época para servir como fuerza expedicionaria). Los clase ‘Sheffield’ recibieron una pieza Vickers Mk8 DP de calibre 4.5’’ (114mm) por 55 calibres; este cañón naval automático, con una cadencia de tiro de 25 rondas por minuto (cada una con un peso de 21kg), podía servir para apoyar a las fuerzas terrestres con fuego naval (alcance: 22km) o en el rol antiaéreo (hasta 6km), utilizando los radares de control de tiro Type 909 como directores, capacidad que fue puesta a prueba el 25 de mayo cuando uno de estos buques, HMS Coventry, fue atacado por aviones argentinos. 


Fig.9 – Pieza de 4.5’’ a bordo de un Type 42 abriendo fuego durante un ejercicio 

Sin embargo – y ello posteriormente demostraría ser un error fatal – no se instalaron defensas de punto, fuera de un par de cañones antiaéreos monotubo Oerlikon GB Mk2 de 20mm operados por un marinero – que debía hacer puntería manualmente – ubicados uno a cada lado del puente de mando. Ello a pesar de que existía en forma operacional desde 1979 en la Royal Navy un sistema SAM de punto diseñado específicamente para lidiar con el tipo de amenazas que los buques británicos enfrentaron en 1982 (tales como aviones en perfiles de ataque a baja cota y misiles antibuque de tipo sea skimmer o ‘rozaolas’): el GWS25 Sea Wolf, instalado en dos lanzadores séxtuples orientables a bordo de las fragatas clase ‘Broadsword’ como las que acompañaron a los Type 42, intentando compensar las deficiencias de los últimos en este aspecto (con resultados bastante mediocres, como se verá posteriormente). 


Fig.10 – Arcos de acción y nivel de cobertura de los distintos sistemas de armas del Type 42. El gráfico no da información sobre alcances efectivos 

La clase podía embarcar y hangarar un helicóptero Westland Lynx HAS Mk2, capacitado para la lucha antisubmarina con torpedos acústicos o bien ASuW con misiles Sea Skua. A diferencia de sus pares argentinos, los cuales recibieron el sistema MM38 a comienzos de los ’80, los Type 42 británicos fueron desprovistos de armamento antisuperficie, pues se consideraba que con el helicóptero embarcado (que podía ser armado con un misil antibuque de alcance corto) y con la segunda función (limitada) antisuperficie del Sea Dart, las capacidades de combate de la clase en este aspecto quedaban satisfechas. 


Fig.11 – Helicóptero Lynx XZ257 en la cubierta de vuelo del 'Coventry', 1980


Fuente: FDRA – Malvinas

Derechos Reservados © Fundación Malvinas 2022

Ushuaia - Tierra del Fuego - Argentina
[email protected]