Ley 663/05

Modificación ley 407/98

 

Sanción : 7 de abril de 2005
Promulgación : 25 de abril de 2005
Publicación : B.O.02/5/05

Artículo 1 : Sustitúyese el artículo 7 de la ley provincial 407, por el siguiente texto:
Artículo 7 : El pago de dicha pensión dejará de hacerse efectivo en forma inmediata, si el beneficiario cambiara su residencia fuera del ámbito de la provincia antes de cumplir los quince (15) años de residencia en la provincia y los cincuenta (50) años de edad.

Artículo 2 : Sustitúyese el artículo 8 de la ley provincial 407, por el siguiente texto:
Artículo 8 : El beneficio establecido en el artículo 5 de esta ley, en caso de fallecimiento del beneficiario, se extenderá a los siguientes parientes del causante:
1.- La viuda o unida de hecho o el viudo o unido de hecho, en las condiciones del apartado 2, en concurrencia con:

a) Los hijos e hijas solteros hasta los dieciocho (18) años de edad;

b) las hijas o hijos solteros que hayan convivido con el causante en forma habitual y continuada durante los diez (10) años inmediatamente anteriores a su deceso, que a este momento tengan cumplida la edad de cincuenta (50) años y se encuentren a su cargo;

c) las hijas viudas y las hijas divorciadas o separadas de hecho, incapacitadas para el trabajo y a cargo del causante a la fecha del deceso; y

d) los nietos y nietas solteros, huérfanos de padre y madre y a cargo del causante a la fecha de su deceso hasta los dieciocho (18) años de edad.

1.1. Los hijos y nietos de ambos sexos, en las condiciones del inciso anterior.

1.2. La viuda o unida de hecho o el viudo o unido de hecho en las condiciones del apartado 1 en concurrencia con los padres incapacitados para el trabajo y a cargo del causante a la fecha de su deceso, siempre que éstos no gocen de beneficios previsional o graciable, salvo que opten por la pensión que acuerda la presente.

1.3. Los padres en las condiciones del inciso precedente.

1.4. Los hermanos y hermanas solteros, huérfanos de padre y madre y a cargo del causante a la fecha de su deceso, hasta los dieciocho (18) años de edad, siempre que no gocen de beneficio previsional o graciable, salvo que opten por la pensión que acuerda la presente. El orden establecido en el apartado presente punto 1, no es excluyente, lo es en cambio el orden de prelación establecido entre los apartados 1.1 al 1.4.

2.- Para que la unida o el unido de hecho sea acreedor al beneficio de la pensión deberá haber convivido con el causante públicamente en aparente matrimonio durante un plazo ininterrumpido de cinco (5) años anteriores al fallecimiento. El plazo de convivencia se reducirá a dos (2) años cuando exista descendencia reconocida por ambos convivientes.

3.- Los límites fijados en el apartado 1, incisos a) y d) y 1.4 del presente artículo no rigen si los derecho-habientes se encuentran incapacitados para el trabajo y a cargo del causante a la fecha del fallecimiento de éste, o incapacitados a la fecha de cumplir dieciocho (18) años de edad. Se entiende que el derecho-habiente estuvo a cargo del causante cuando concurren en aquél un estado de necesidad revelado por la escasez o carencia de recursos personales, y la falta de contribución importa un desequilibrio esencial en su economía particular. La autoridad de aplicación podrá fijar pautas objetivas para establecer si el derecho-habiente estuvo a cargo del causante.

4.- Tampoco regirán los límites de edad establecidos en el apartado 1 para los hijos, nietos y hermanos de ambos sexos, en las condiciones fijadas en el mismo, que cursen regularmente estudios secundarios o superiores y no desempeñen actividades remuneradas. En estos casos la pensión se pagará hasta los veinticuatro (24) años de edad salvo que los estudios finalicen antes.

5.- La mitad del haber de la pensión corresponde a la viuda o unida de hecho o al viudo o unido de hecho si concurren hijos, nietos o padres del causante en las condiciones del apartado 1; la otra mitad se distribuirá entre éstos por partes iguales con excepción de los nietos quienes percibirán en conjunto la parte de la pensión a que haya tenido derecho el progenitor pre-fallecido. A falta de hijos, nietos o padres, la totalidad del haber de la pensión corresponde a la viuda o unida de hecho o al viudo o unido de hecho. En caso de extinción del derecho a pensión de alguno de los coparticipantes, su parte acrece proporcionalmente la de los restantes beneficiarios, respetando la distribución establecida en los párrafos precedentes.

Artículo 3 : Comuníquese, etc.

Compartir

NOTICIAS

Histórico: Un avión militar británico voló desde Malvinas a Ezeiza, y en Defensa ya coordinan un diálogo bilateral

Es un RAF Voyager que trajo 25 tripulantes del barco HMS Protector que ayudó en la búsqueda del submarino argentino.
La tragedia del submarino ARA San Juan generó tal acercamiento entre Argentina, que ambos gobiernos ya preparan encuentros de alto nivel entre los ministerios de Defensa para una posible cooperación en el Atlántico Sur, que comenzó discretamente por el capítulo de salvataje y rescate, según supo Clarín de altas fuentes castrenses.
Las mismas podrían comenzar entre febrero y marzo. Por cierto el ministro Oscar Aguad estaba por reunirse en Canadá con su nuevo par británico cuando los sorprendió la desaparición del San Juan. Dicha reunión pretendía avanzar sobre la cuestión de misiones de paz en el marco de las Naciones Unidas.

>> VER MAS

"Son el último eslabón de soberanía que queda en Malvinas"

María Fernanda Araujo, hermana de un combatiente en las islas, expresó a Cadena 3 que “no se puede explicar con palabras” la sensación de identificar a un familiar.
María Fernanda Araujo, hermana de un combatiente de Malvinas y presidente de la Comisión de familiares de caídos en Malvinas, reconoció en diálogo con Cadena 3 que “no se puede explicar con palabras” la sensación de identificar a un familiar, "es extraordinario".
"Los caídos son el último eslabón de soberanía que queda en Malvinas”, enfatizó.

>> VER MAS

Héroes con nombre y apellido: siete familias fueron informadas de que sus seres queridos descansan en paz en Malvinas

Hoy se inició el proceso de comunicación de la identidad de 88 soldados argentinos que se encontraban enterrados sin nombre en las fosas del cementerio de Darwin.
No hubo sonrisas. En ningún momento se respiró alegría. El ambiente expulsaba aromas de desahogo, de emoción contenida, de ponerle fin a una búsqueda incesante de décadas. Algunos tenían la espalda curva, muchos de ellos necesitaban la ayuda de un familiar para poder moverse, pero ahí estaban, firmes, en el calor agobiante del patio frontal del Archivo Nacional de la Memoria. Tan firmes como lo fueron durante los últimos 35 años. Tan firmes como estuvieron desde 1982, buscando una respuesta que no llegaba, mientras veían a otros familiares morir de tristeza.

>> VER MAS